Buscar
Búsqueda avanzada
  1. Características, origen y subsistencia    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


Utensilios y técnicas aborígenes: instrumentales y laborales

El animal se adapta y vive en su medio ambiente con los recursos naturales que el medio le ofrece. El hombre por su inteligencia, modifica y perfecciona lo que le rodea para mejor vivir. Esto es lo que hace que el hombre sea un ser «técnico». Técnico, porque utiliza unos medios para conseguir unos fines. Algunos de estos medios y fines los indicaremos al hablar de la subsistencia, las construcciones, los trajes y adornos, etc. Aquí tratamos ahora de precisar los instrumentos básicos con que obtenían estos fines y otros fines que iremos señalando.

El hombre guanche, perteneciente a una cultura neolítica, aislado por el mar, sin existencia de metales ni de grandes recursos naturales, ¿qué medios o utensilios emplea para sobrevivir y desarrollar su existencia?

La técnica de la piedra

Para modificar la naturaleza hay que utilizar medios que la propia naturaleza proporcione. Para matar los animales, para cortar las carnes y las pieles; para afilar los huesos, trabajar la madera; para hacer piezas de piedra como molinos, morteros, etc.; para construir y transformar nuevos medios, se necesitan unos instrumentos básicos, unos instrumentos duros, cortantes y que estén al alcance del hombre. Y estos instrumentos son las piedras, por eso se denomina a la época más antigua del hombre Edad de Piedra. Más adelante, el hombre encuentra otro tipo de material más escaso pero más apropiado, que revoluciona toda la técnica y éste es el metal. Pero el metal no existe en las islas y el hombre canario tiene que desarrollar su técnica con la piedra.

Lascas y obsidiana

Las lascas que proporciona la propia naturaleza y las que él talla y pule van a servir de cuchillos, hachas, raederas, raspadores, etc. El material es preferentemente de basalto y obsidiana. El sílex, material más fácil de tallar y más utilizado por los pueblos prehistóricos, falta en Canarias. La obsidiana es muy negra, brillante, de tipo vidrioso y con reflejos metálicos. En Tenerife es donde más se utilizan los instrumentos de este material volcánico que los guanches denominaban tabona y que por este nombre se entendió luego los instrumentos cortantes de piedra, como cuchillos, hachas, etc.

Lascas de obsidiana.

¿Cómo eran sus cuchillos? Además de estos elementos cortantes, ¿desarrollaron otro tipo de instrumentos?

Forma de los cuchillos

Las formas que tienen suelen ser atípicas, es decir, que no se someten a una forma determinada, aunque abundan con figura de corazón o de amígdalas. Se encuentran en abundancia en las cocinas, en los concheros y, los mejores ejemplares, en las cuevas sepulcrales como ofrendas funerarias.

En las islas orientales aparecen con forma menos tosca. Podemos citar los tafiques de Lanzarote, cuchillos de piedra en forma de media luna, con buen filo. También en las islas occidentales, sobre todo en La Gomera y El Hierro, se encuentran grandes cuchillos de forma prismática con una de sus aristas bien preparada para el corte. Algunos tienen una punta muy afilada. Se supone que se emplearían para el sacrificio de los animales, aunque también pudieran ser utilizados como armas. Sin embargo, existen en Gran Canaria unas hachas muy pulimentadas de cloromenalita que tanto por el material como por la técnica hay que considerar extrañas a las islas y, por consiguiente, de importación.

Percutores, mazos y pulidores

Aparte de los cuchillos y hachas, hay que citar otros instrumentos líticos como los percutores y mazos para golpear y trabajar la piedra, los pulidores para suavizar superficies y que suelen ser de basalto o de lava muy porosa.

Con este instrumental básico podían trabajar sobre la carne, las pieles, la madera, los huesos y las mismas piedras. Con él pueden cortar, romper, machacar, escarbar, pulir...

Hacha de piedra pulimentada neolítica.

¿Necesitaron inventar alguna herramienta para llevar a cabo sus labores de pastoreo, agricultura y pesca?

Utensilios relacionados con el trabajo

Para el pastoreo no se precisa ningún utensilio especial. Tan sólo el cayado del pastor que solía ser largo, terminado en punta o en horquilla y reforzado en la parte inferior por un cuerno de cabra, tal como se observa en las armas encontradas en la cueva del Campanario (Guía de Isora, Tenerife) (17).

En la agricultura empleaban también los cuernos de macho cabrío para arar la tierra a mano.

Para la pesca utilizaban anzuelos de astas de cabra. En Lanzarote entretejían los juncos para formar amplias redes a las que colocaban pesas de piedra para asegurar su estabilidad inferior. Con ellas recogían los bancos de peces, que espantados, eran conducidos por hombres y mujeres, azotando el agua con varas, hasta las redes situadas en la costa.

Los cuernos de cabra los utilizaban los guanches para fabricar útiles para la agricultura.

  11/13