Buscar
Búsqueda avanzada
  3. MUNDO RURAL    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  >> Actualidad y reportajes >> Debate sobre el mundo rural y natural de Gran Canaria Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


Principales logros

Ley de Espacios Naturales Protegidos

El principal logro reconocido unánimemente por todos los sectores de la isla de Gran Canaria es la protección del entorno. La Ley de Espacios Naturales Protegidos (EPN) se considera como el mayor logro relacionado con el patrimonio natural y rural de la Isla. Yuri Millares (Ruta Archipiélago) afirma que “es un logro que exista La Ley de Espacios Naturales Protegidos. Es importante que cada vez haya más conciencia de que hay que proteger, y las administraciones cada vez lo van teniendo más claro. Ahora falta que, aparte de tenerlo claro, actúen y lo protejan de forma activa”.

Tanta legislación
sin una buena gestión
no sirve para nada

Orlando Torres, AIDER

Pero después de este punto de unión, existen matices o puntos de vista distintos a la hora de valorar la situación. Para Orlando Torres (AIDER), “se camina muy lentamente. En general, hay pocos logros. La Ley de Espacios Naturales Protegidos es sin duda uno de ellos, pero se ha quedado estancada porque no se está gestionando. Se están terminando de redactar los planes rectores, pero tanta legislación sin una buena gestión no sirve para nada”.

Víctor Montelongo (Cabildo Insular), en cambio, es más optimista, “logros hay muchos, y yo creo que cada día más. Y si no, mira la Ley de Espacios Naturales Protegidos, en la que se ha avanzado muchísimo”.

Cambio de mentalidad: conocer y disfrutar el territorio

José Cuevas (Ben magec-Ecologistas en acción) relaciona, por su parte, este avance en la protección con un cambio en las mentalidades. “Creo que hemos avanzado en algunos ámbitos, como el amor a la naturaleza, el disfrute de los espacios naturales. Cada vez más los visitantes y los propios canarios demandamos el conocimiento del territorio que compartimos, de la historia de nuestras tradiciones, etc., y eso tiene que ver con el cambio en las mentalidades. Cada vez es más importante para la población el espacio en el que vive, y eso es un avance. El cambio en la conciencia de la gente es el principal cambio, más allá de las políticas que se hayan llevado a cabo”.

El turismo rural
va en aumento

Yuri Millares, Ruta Archipiélago

El turismo rural como alternativa

Hay coincidencia general en señalar que desde el mundo rural se pueden realizar muchas aportaciones al modelo turístico, ya que, cada vez más, el turista viene buscando otras cosas además de sol y playa. Esto no quiere decir, según Orlando Torres y Manuel Amador (AIDER), “que se esté cambiando el modelo turístico, ya que eso es muy difícil, pero sí se está diversificando la oferta. El turista que viene a las Islas Canarias lo hace buscando, principalmente, el buen tiempo y las playas, pero en la actualidad se está viendo cómo reclaman rutas de senderos, visitas a los centros rurales, etc. Para poder contar con ese valor añadido que supone el paisaje rural, hay que cuidarlo. Habría que hacer un esfuerzo desde las administraciones para que no se abandone el campo, de manera que se pueda mantener como imagen, aparte de los beneficios que supone desde otros puntos de vista, como despensa de la Isla, recuperación de los suelos, o para evitar la erosión de los mismos”.

Y continúan diciendo, “el turismo rural al principio era algo dudoso. Pero ahora parece que su oferta alojativa va en aumento y se va teniendo claro el concepto: recuperar una casa o edificación antigua, mantener sus valores arquitectónicos y hacer algo amable con el territorio”. Yuri Millares (Ruta Archipiélago) cree que “desde las administraciones también se están realizando inversiones para la recuperación de edificaciones tradicionales, como molinos, alpendres, etc, pero aún son inversiones sesgadas y sin visión de futuro, ya que restauran la edificación, pero se quedan ahí, no le dan un uso. Se ve un comienzo, pero que habría que seguir trabajando”.

Reducción de las construcciones ilegales

Aunque en la actualidad ha descendido el número de edificaciones ilegales que se registran en Canarias, no ha dejado de ser un problema que necesita una solución real. Por ejemplo, “en el municipio de Telde hay cerca de 800 construcciones censadas como ilegales, pero el énfasis de la Administración está en legalizarlas, ya que resulta antipopular”, comenta Manuel Amador (AIDER). “Parece ser que la gente está tomando conciencia de que no puede edificar donde se quiera, aunque todavía falta una gran labor por parte de la Administración de penalizar las construcciones ilegales, ya que es lo que falta para que la ley pueda ser más efectiva”.

Repoblación forestal

A nivel forestal, la Isla ha avanzado mucho. Las campañas de repoblación que se están llevando a cabo desde hace unas décadas han dado resultados. En eso coinciden Víctor Montelongo (Cabildo Insular), Orlando Torres (AIDER) y José Cuevas (Ben magec-Ecologistas en acción). Según este último, “la isla de Gran Canaria en 1949 era un erial. Pero en 50 años se han reforestado más de 13.000 has. Aunque no es mucho, es una cantidad importante… y es como el pulmón de la isla…”.

“en 50 años se han reforestado más de 13.000 has. Aunque no es mucho, es una cantidad importante” José Cuevas, Ben magec. (MC)

Aumento del asociacionismo

José Cuevas (Ben magec-Ecologistas en acción) también ve un gran avance en “el tejido asociativo en torno a la defensa de nuestros valores. Cada vez existen más colectivos o asociaciones para defender los recursos, valores o espacios naturales: Asociación Salvar Veneguera, Asociación en defensa de La Pardela, etc. Hay un ejemplo claro en el número de colectivos o asociaciones que nacen por amor a un espacio o un recurso y que lo defienden sin ánimo de lucro, con el único interés de ganar en calidad ambiental. Seguro que si hiciéramos un estudio de la corta historia democrática en este país de este tipo de asociaciones, la curva ha crecido de manera notable”.

Reserva de la Biosfera

En cuanto a la Reserva de la Biosfera, todos coinciden en una cosa. “Es un logro que se le haya adjudicado un sello como ése a una parte importante de la isla de Gran Canaria, pero es algo en lo que hay que seguir trabajando, ya que si no se cuida y se conservan los valores por lo que se otorgó, se puede perder”, aseguran Orlando Torres y Manuel Amador, técnicos de AIDER.

Puede convertirse en un factor de desarrollo para
la ‘Isla de atrás’

José Cuevas, Ben magec

Por su parte, José Cuevas (Ben magec) cree que “es una marca que, si se gestiona bien, puede convertirse en un factor de desarrollo endógeno para la ‘Isla de atrás’, para esa Gran Canaria rural, menos habitada. Creo que en la Reserva se podría crear, como ya se ha hecho en otras reservas, una marca denominación de origen de los productos que se dan dentro de ese ámbito, que incorpore un valor añadido que mejore el precio final para el agricultor. Y gestionada en dirección al desarrollo local, puede ser una garantía de futuro y una mejora de las perspectivas de futuro de esa parte de la Isla. Creo que es algo positivo, pero que depende de cómo se gestione a partir de ahora. Gran Canaria se lo merece, igual que se lo merecen las demás islas”.

  20/22