Buscar
Búsqueda avanzada
  MUNICIPIO DE LA LAGUNA    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


5. MEDIO NATURAL

La fauna y la flora de la Laguna son importantes, si bien no tiene ni la expansión ni la belleza de épocas pasadas. No obstante, el municipio cuenta con ecosistemas de interés que se localizan sobre todo en los sectores cercanos al macizo de Anaga (Las Mercedes y Jardina), así como todos los ámbitos costeros, en donde hay un exponente interesante de vegetación.

La Vegetación

El paisaje vegetal es relativamente variado, dependiendo del relieve y su exposición a los factores climáticos, aunque el grado de antropización, como ya sabemos, también tiene mucho que ver. De esta manera, en la franja costera, afectada por el ‘spray marino’ aparecen restos de antiguas formaciones de tarajal (Tamarix canariensis) y un matorral abierto en donde destaca la lechuga de mar (Astydamia Latifolia). Si bien no hay comunidades psamófilas, ya que no hay arena para ello, si se localizan especies típicas del piso basal como algunos cardones (Euphorbia canariensis), margaritas (Argyranthemun frutescens) y como no, tabaibas dulces (Euphorbia balsamífera), que pueden aparecer conformando importantes comunidades, como las que se aprecian en las localidades de La Punta del Hidalgo y Bajamar.

La presencia de dragos (Dracaena draco), sabinas (Juniperus phoenicea) y acebuches (Olea europea) en ámbitos del piso basal o incluso termófilo, por encima de los 300 metros, es común, sobre todo la del drago, sobre todo la del drago, que se localiza en muchos centros urbanos, desde Tejina hasta La Laguna, siendo un árbol muy apreciado en la decoración. Cabe destacar que en las áreas cercanas a las cotas más altas del macizo de Anaga, caso de Jardina o Las Mercedes, se localizan fayas (Myrica faya) y brezos (Erica arborea) y en algunos casos especies de la laurisilva canaria (laureles, viñátigos, barbusanos y palo blanco entre otros). Por lo demás, en los ámbitos urbanos, se localizan árboles como los Laureles de Indias, palmeras, acacias, álamos y especies más exóticas como la Jacaranda. En las tierras de cultivo en donde no hay frutales ni otras especies, hay una clara colonización por parte de las gramíneas.

El Monte de Las Mercedes es el principal referente de la vegetación natural del municipio. Se trata de una de las mejores muestras de bosque de laurisilva de Canarias. (AMAPCIT)

Volver Arriba

La Fauna

La fauna, muy a grosso modo, está caracterizada por los lagartos (destacando el lagarto tizón) en los ámbitos costeros y, por las palomas, en las áreas de medianías y de monte. En realidad, en el piso basal destacan los insectos, destacando los coleópteros y los artrópodos, si bien el grupo de los arácnidos son muy importantes dentro de los invertebrados.

En todo el municipio, aunque sobre todo en el espacio que pertenece al Parque Rural de Anaga, se puede comprobar una importante presencia de aves marinas como la pardela cenicienta (Calonectris diomedea boreales) la gaviota argéntea (Larus argentatus atlantis) y la gaviota patiamarilla (Larus cachinnans atlantis), además de la paloma rabiche (Columba junoniae) y la paloma turqué (Columba bollii), que son además  endemismos canarios. Por su parte el vencejo unicolor (Apus unicolor), el canario (Serinus canaria) y el bisbita caminero (Anthus berthelotii) son endemismos macaronésicos, que viven sobre todo en el Parque Rural, aunque también se pueden identificar en áreas limítrofes a él.

En los entornos de medianías destaca la mariposa vanesa índica canaria (Vanessa vulcania), como la más importante entre los insectos, si bien también es preciso señalar la presencia de aves insectívoras como la curruca capirotada o ‘capirote’ (Sylvia atricapilla), o de mamíferos como conejos, ratones y ratas. Por su parte, las palomas y en mucha menor medida, las lechuzas, son las especies dominantes en los entornos urbanos y rurales respectivamente. Finalmente, dentro del Parque Rural es preciso señalar la importancia que tienen los murciélagos, ya que se identifican varias especies, como lo son el murciélago montañero (Pipistrellus savii) el murciélago de Madeira (Pipistrellus maderensis) y el murciélago rabudo (Tadarida teniotis), los cuales usan para su descanso grietas y cavidades en barrancos y acantilados, mientras que el nóctulo pequeño (Nvctalus leisleri) y el murciélago de bosque (Barbastella barbastellus) utilizan huecos en árboles y construcciones abandonadas. Todas estas especies han visto reducidos sus efectivos considerablemente en las últimas décadas, sólo al murciélago de Madeira se le puede todavía ver con relativa frecuencia revoloteando en torno al alumbrado público de algunas poblaciones del medio rural.

Lagarto tizón (Gallotia gallotii galloti). (SG)

En lo que respecta al grupo de los reptiles se pueden identificar en todo el municipio la presencia de los comunes lagartos de Tenerife que corretean tanto por los senderos rurales como por los muros de los entornos urbanos, destacando la presencia del lagarto tizón de Tenerife (Gallotia gallotii galloti)  y el perenquén Delalande (Tarentola delalandii).

Entre los anfibios, dos especies están presentes en la zona de medianías, si bien son mucho más comunes de encontrar en el Parque Rural de Anaga, se tratan de la rana común o parda (Rana perezi) y la ranita meridional o de San Antonio (Hyla meridionalis), aunque ambas han sido introducidas por el hombre en épocas históricas.

Por su parte, entre los mamíferos introducidos, el erizo moruno (Atelerix alairus) es la única especie del orden insectívora presente en Anaga, siendo además su presencia muy reciente en el Archipiélago. La introducción en Canarias del conejo (Oryctolagus cuniculus), data de la época de la conquista. Desde entonces sus poblaciones han experimentado un gran crecimiento, controlado únicamente por la caza. Los roedores tienen tres especies: la rata común (Rattusnorvegicus), la rata campestre (Rattus rattus) y el ratón (Mus musculus).

Volver Arriba

Los Espacios Protegidos

El único espacio protegido que pertenece al municipio de San Cristóbal de La Laguna es el Parque Rural de Anaga, cuyo territorio también forma parte de los municipios de Santa Cruz de Tenerife y Tegueste. Cuenta con una superficie 14.418,7 hectáreas, de las cuales aproximadamente un 15%  pertenecen a La Laguna.  Fue declarado por la Ley 12/1987, de 19 de junio de ese mismo año, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias, como parque natural de Anaga, y reclasificado a su actual categoría por la Ley 12/1994, de 19 de diciembre de 1994, de Espacios Naturales de Canarias.

El Parque Rural de Anaga, se sitúa en el macizo del mismo nombre, con una altura que apenas alcanza los 1000 metros (la altura máxima es el Pico del Inglés, con 1024 metros) y expuesto, dada su orientación, a los vientos alisios que le proporcionan un aporte de humedad muy elevado, asegurando con ello la presencia de una exuberante vegetación y dando lugar a una bello paisaje de contrastes, que incluye una de las zonas más agrestes de Tenerife.

El Parque Rural de Anaga es un ejemplo de contrastes, donde se mezclan los elementos geológicos, biológico y antrópicos. (DM)

Las cumbres están cubiertas de una masa boscosa con un eficaz papel en la protección de suelos y recarga de acuíferos, que se distribuye por la cabecera de la mayoría de los abundantes barrancos del macizo. De esta manera, tanto la laurisilva de cumbres, como el fayal-brezal, los sabinares de medianías y los cardonales-tabaibales (los cuales se pueden observar muy bien en los senderos que van desde Chinamada a La Punta del Hidalgo) constituyen excelentes muestras de hábitats naturales bien conservados, característicos de Canarias, con abundantes especies protegidas y más de una treintena amenazadas.

En lo que respecta a la fauna, para especies como las palomas de laurisilva, este bosque constituye un hábitat de importancia vital para su biología, es por ese motivo que todo el Parque fue declarada ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) siendo esta una figura de protección a nivel europeo. Por su parte, en cuanto a los aspectos geológicos, los elementos geomorfológicos encuentran también una óptima y variada expresión en Anaga, algunos altamente representativos de la geología insular y de excepcional singularidad e interés científico, como son los numerosos pitones y diques que atraviesan buena parte del espacio. Dentro del Parque también hay yacimientos paleontológicos de interés científico como el de la playa del Tachero. Todo ello salpicado de sentamientos humanos para configurar un paisaje rural, armónico y de gran belleza. A ello hay que añadir el valor cultural derivado de la utilización del área por los aborígenes, como comarca histórica de habitación y pastoreo.

Casas-cuevas de Chinamada, uno de los caseríos de Anaga pertenecientes a La Laguna, donde el modo de vida rural convive con la naturaleza. (CIT)

En el interior del Parque Rural existen varias poblaciones que han desempañado un modo de vida rural (si bien en la actualidad no es tan tradicional como antaño debido al contexto socioeconómico) de las cuales pertenecen a La Laguna las localidades de Chinamada, Las Carboneras y El Batán. Cabe destacar el centro de visitantes  de la Cruz del Carmen que también pertenece a La Laguna, en el cual se encuentra un con información sobre el Parque, con la presencia de una exposición y un audiovisual, así como panfletos de información rutas por los senderos que discurren por el mismo.

Volver Arriba

Educación Ambiental

¿Qué es la educación ambiental?

La educación en el medio ambiente o concretamente la Educación Ambiental es un concepto cada vez más presente en la sociedad, especialmente si contempla dentro del marco de la conservación y del respeto hacia el medio natural. En ese sentido, la sociedad globalizada es cada vez más consciente de los problemas medioambientales que afectan al planeta y de la necesidad de enfrentarse a dichos problemas para asegurar el funcionamiento del sistema natural. Es por ello que la educación se erige como uno de los pilares básicos y necesarios para expandir dicha realidad. Pero ¿qué es realmente la Educación Ambiental? algunas definiciones ayudan a comprender el significado del concepto: 

Según EUROPARC España (2005) la Educación Ambiental es un “proceso permanente y planificado de acciones destinadas a la resolución de los problemas socio-ambientales que se producen en los espacios naturales protegidos mediante la mejora de la comprensión, el análisis crítico, el aprendizaje de conocimientos y destrezas, la sensibilización y la toma de acciones”

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) , en 1970 describe la Educación Ambiental como un "proceso que consiste en  reconocer valores y aclarar conceptos con el objeto de fomentar destrezas y aptitudes necesarias para comprender las interrelaciones entre el hombre, su cultura y su medio físico".

Por su parte,El Libro Blanco de la Educación Ambiental en España (MMA, 1999) trata la Educación Ambiental como una "corriente internacional de pensamiento y acción, que tiene como meta procurar cambios individuales cambios individuales y sociales que provoquen la mejora ambiental y un desarrollo sostenible".

Con todas estas definiciones, podríamos concluir que La Educación Ambiental es un proceso y una idea que además de generar una conciencia y soluciones a los problemas ambientales actuales causados por el ser humano y los efectos de la relación entre el hombre y medio ambiente, también constituye un mecanismo pedagógico que educa y comunica sobre la interacción que existe dentro de los seres vivos que forman parte de los ecosistemas y los procesos biológicos que se dan dentro de ellos.

Así pues, todas estas características de la Educación Ambiental van encaminadas a entender el entorno del planeta y formar una cultura conservacionista donde el hombre aplique en todos sus procesos productivos, técnicas limpias (dándole solución a los problemas ambientales), permitiendo de esta forma el desarrollo sostenible; aquel que no contamine y que asegura la supervivencia de las generaciones futuras. En otro orden de cosas, conviene destacar los acuerdos conseguidos en la Carta de Belgrado, realizada en octubre de 1975, de donde se extraen los objetivos de la educación ambiental a nivel mundial:

  • Toma de conciencia social. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a que adquieran mayor sensibilidad y conciencia del medio ambiente en general y de los problemas.

  • Conocimientos y divulgación. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a adquirir una comprensión básica del medio ambiente en su totalidad, de los problemas conexos y de la presencia y función de la humanidad en él, lo que entraña una responsabilidad crítica.

  • Actitudes. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a adquirir valores sociales y un profundo interés por el medio ambiente.

  • Aptitudes. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a adquirir las aptitudes necesarias para resolver los problemas ambientales.

  • Capacidad de evaluación y de crítica. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a evaluar las medidas y los programas de educación ambiental en función de los factores ecológicos, políticos, sociales, estéticos y educativos.

  • Participación. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a que desarrollen su sentido de responsabilidad y a que tomen conciencia de la urgente necesidad de prestar atención a los problemas del medio ambiente, para asegurar que se adopten medidas adecuadas al respecto.

Todos estos objetivos gravitan sobre una idea general: resulta necesario comprender y asimilar el grado de importancia que tiene la cultura ambiental para proteger y conservar el planeta, por lo que la educación y la divulgación ambiental debe ser en todos los niveles sociales (sin excepción) y través de la ayuda de organismos públicos y organizaciones que abogan por la conservación de la naturaleza.

Educación ambiental en el municipio.

En la Laguna, la educación ambiental se contempla y se divulga a través en dos ámbitos principales. En primer lugar, destacarían las actuaciones ciudadanas, más relacionadas con el entorno urbano, y por otro lado la estrictamente vinculada con los espacios naturales.

Dentro de la ciudadanía:

Dentro del ámbito ciudadano se aprecian distintas actuaciones encaminadas a la concienciación por parte de las personas acerca la importancia de conservar el medio ambiente y llevar a cabo una conducta positiva y activa que obvie las acciones contaminantes y abogue por el reciclaje, la comprensión y el respeto hacia la naturaleza.

Por un lado, son varias las asociaciones que dirigen la totalidad o parte de sus actividades a la educación ambiental y al disfrute de la naturaleza, valorando los atributos y características presentes en ella y reflexionando sobre su conservación. Entre dichas asociaciones destacan los grupos de senderistas y montañerismos o los dos grupos scouts presentes en el municipio, los cuales llevan una filosofía de apreciación y respeto hacia el patrimonio natural implícitas en sus actividades diarias.

Los grupos scouts del municipio (Grupo Scouts Aguere y Grupo scouts Atamán) desempeñan una importante labor de concienciación y respeto hacia el medio ambiente del municipio.
  El Manual de Buenas Prácticas para la gestión de residuos del hogar intenta evitar problemas de contaminación ay abandono de residuos en la ciudad.

Por parte de la administración municipal también lleva a cabo tareas que pretenden dar a conocer la contaminación urbana y las medidas que se pueden realizar para evitarlas. Entre las distintas actuaciones divulgativas, en su mayor parte desarrolladas por la Consejalía de Educación y Medio Ambiente,   destaca el Manual de Buenas prácticas para la gestión de residuos en el hogar  un documento que recoge información relevante sobre los residuos del hogar y su gestión. En dicho documento se explica cómo afecta la mala gestión de los residuos al entorno urbano y a la calidad de vida, ofreciendo datos concretos sobre la realidad de los residuos y claves para contribuir a la mejora del problema, haciendo hincapié en las "TRES ERRES": Reducir, Reciclar y Reutilizar.   

Asimismo, cabe destacar también la cada vez mayor presencia de contenedores de vertidos, que indican, a través de distintos colores y formas, que residuos se han de verter en cada uno de los mismos, abogando así por una mayor conciencia ciudadana evitando la contaminación del medio ambiente, en este caso, urbano, pero también del propio planeta.

Dentro de los espacios naturales:

En el ámbito de los espacios naturales se encuentran algunos equipamientos y estrategias que se vinculan directamente con la educación ambiental. Estas se localizan especialmente en el Parque Rural de Anaga, la única área protegida que posee el municipio.

Más allá de las fronteras del Parque Rural de Anaga destaca la presencia del Centro de la Naturaleza “El Manchón”, situado en una zonade fayal-brezal degradado, a un kilómetro del aeropuerto de Los Rodeos. Se trata de un equipamiento privado, relacionado con actividades de hípica, pero que ofrece actividades al público en general, ofreciendo información ambiental a grupos organizados.

Por otro lado, dentro del Parque Rural de Anaga, se pueden apreciar algunos equipamientos que informan sobre las características del patrimonio natural que atesora el espacio protegido.

El Parque Rural de Anaga es el mejor espacio para llevar a cabo una Educación Ambiental dentro del municipio.

Entre ellos destaca el Centro de Visitantes, el cual ofrece información sobre la biodiversidad y las singularidades presente en el área, enseñando al público sus valores naturales. Por otro parte destacan  los cárteles informativos, muchos presentes en los propios senderos del parque, los cuales también ofrecen información sobre la historia y la riqueza natural del territorio. De todos ellos, el más destacado es el sendero de “La hija cambada”, situado muy del Centro de Visitantes, el cual, en un recorrido de 750 metros y pocos desniveles ofrece información sobre la Hija (Prunus lusitanica), árbol de singular belleza y con adaptaciones fisonómicas para la supervivencia que lo convierten en una especie única y necesaria dentro de laurisilva. Se trata del sendero que mayor número de visitas registra dentro del Parque.

Finalmente, para concluir también cabe destacar que desde el año 2003 la Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, en colaboración con los Cabildos Insulares, ha desarrollando la fase de participación pública para la elaboración del documento borrador de la Estrategia Canaria de Educación Ambiental, que se configura como un instrumento básico para la promoción de la educación y la participación social en la gestión de los problemas ambientales del Archipiélago. En la actualidad, parte de esa estrategia se ha dejado sentir en el seno del propio ayuntamiento.

Volver Arriba

  5/24