Buscar
Búsqueda avanzada
  MUNICIPIO DE ADEJE    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  >> 11. ETNOGRAFÍA Y MEMORIA DE UN PUEBLO Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


FOLKLORE Y PRINCIPALES FIESTAS

Folklore

Según el cronista e historiador Fr. Alonso de Espinosa para los cantos y bailes aborígenes de la isla de Tenerife: “los bailes y cantos se celebraban con motivo de las juntas generales, en las cuales, además, se comía de todo lo que se podía ofrecer”. Es evidente entonces que Adeje, siendo reino guanche y menceyato del Gran Tinerfe, en el pasado, conociera de primera mano la presencia del canto y del baile con motivo de sus reuniones y festejos.

Con la colonización de la Isla y el paso de los siglos, los bailes y cantares guanches, se mezclaron a las distintas influencias foráneas, principalmente la española. Surge así en un medio rural y ligado a las costumbres campesinas, al tiempo y a las creencias, el folklore musical de nuestra tierra. En la actualidad, los principales cantos y bailes están presentes y acompañan las fiestas de carácter tradicional del municipio, sirva de ejemplo el baile de magos y la romería durante las fiestas patronales o también su muestra anual de folklore canario.

Principales fiestas

El municipio de Adeje posee el calendario festivo más destacado e interesante del sur de la isla de Tenerife. Los actos religiosos se mezclan con las tradiciones aborígenes prehispánicas, locales e insulares. Las más características son el cumplimiento de un voto religioso a rogativos ante las plagas y sequías, la fama milagrosa de la imagen, así como las vinculadas con el mundo rural. Así, en los festejos de algunos caseríos de las medianías de Adeje se recurre a la demostración de antiguos trabajos de la comunidad rural y de la cultura tradicional. Son el trasquile de lana, la elaboración del queso, gofio y el cuidado de animales, cuyo fin es evitar su pérdida.

Adeje presume de uno de los cultos marianos y de vinculación con lo sagrado más antiguos de la Isla. Los adejeros vienen realizando desde el siglo XVI, la festividad en honor a la patrona de Adeje, la Virgen de la Encarnación y a la Virgen de Santa Úrsula, ambas ubicadas en la parroquia de la Villa. Esta festividad tiene lugar el segundo domingo del mes de octubre, en la Calle Grande del municipio, y goza de un amplio programa de festejos. Son su popular romería, el baile de magos y su tradicional fiesta de arte.

11.3. La romería de Adeje reúne a miles de personas ataviadas con trajes típicos de gran colorido e instrumentos de música. En su recorrido acompañan con carrozas repletas de productos representativos de la gastronomía local a la patrona del municipio. (Danilo Biscano Bongallino)

Recuperada hace algunas décadas y cada 24 de marzo, la patrona de la Villa es transportada en rogativa por los vecinos a su morada junto al mar, en la vieja ermita de San Sebastián o de la Encarnación. El municipio también contaba con la celebración religiosa de la Virgen de Santa Úrsula, cada 21 de julio, además de la festividad en honor a la Virgen del Rosario, otorgada al marquesado de la Villa como fiesta propia. Otros festejos libertinos como comedias e iluminaciones dependían de la aportación económica de los marqueses.

Otras festividades importantes que se celebran en los barrios del municipio son las tradicionales fiestas de La Concepción en el barrio del mismo nombre, de Santa Margarita, en La Quinta, de la Virgen del Socorro, en el caserío de Taucho, de la Virgen de Candelaria, en Armeñime, de Nuestra Señora del Carmen, en Tijoco, Los Olivos y La Caleta, de Nuestra Señora de las Nieves, en las Nieves, de Nuestra Señora de Fátima, en los Menores y de la Virgen del Campo, en Fañabé.

De gran importancia es la festividad y romería de San Sebastián, copatrón de la localidad, que se celebra el 20 de enero en el caserío costero de La Enramada, donde pastores y ganaderos muestran de manera especial su devoción al santo. Recuerdan el lugar de la primera aparición de la alcaldesa perpetua, la Virgen de la Encarnación, conocido como el Humilladero. Allí los visitantes depositan sus ofrendas como agradecimiento a los milagros otorgados a la imagen, así como para solicitar y cumplir sus promesas. A ella suma la bendición del ganado en aguas del Atlántico.

En los últimos años, ha adquirido gran popularidad la fiesta del Corpus Christi ya que constituye una muestra de originalidad y gran belleza. Los artistas del pueblo cubren las calles con alfombras de sal coloreada, una expresión cultural única en la Isla. También se utilizan otros elementos decorativos como brezo, pétalos de flores y tierra de origen volcánico. Asimismo, en la Calle Grande de la Villa de Adeje se celebra cada año y durante la Semana Santa la representación del vía crucis de Jesucristo, por parte de más de doscientos actores. Nombrar además su Carnaval, que en algunos barrios de las medianías como en Tijoco ha vuelto a renacer gracias al rescate de su antiguo baile de mascaritas a celebrar el 11 de marzo.

  13/22