Buscar
Búsqueda avanzada
  MUNICIPIO DE ADEJE    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  >> 11. ETNOGRAFÍA Y MEMORIA DE UN PUEBLO Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


MEDICINA POPULAR

Durante siglos, las características geográficas del territorio y la escasa accesibilidad provocaron la escasez de medicamentos frente a las enfermedades. Debemos tener en cuenta que apenas existían médicos y el sistema sanitario era inadecuado. Ante esta situación y como remedio ante las enfermedades sufridas por la población, surge una medicina popular, a partir del uso de determinadas especies vegetales.

Estudios realizados en Tenerife muestran el empleo, por parte de la población aborigen de la Isla, de determinadas plantas del entorno. Se sabe del uso de acículas de pino, algunas gramíneas, polen de brezo, almácigo, semillas de mocán, entre otras especies. Por ejemplo las hojas del granadillo, las cáscaras de pino y el polvo de brezo formaron parte de la momificación de cadáveres. El cardón y la tabaiba se utilizaban medicinalmente. Se recurría al látex de las tabaibas para tratar las caries. También era utilizada como medicina la resina del drago.

Con el transcurso del tiempo tomaron gran protagonismo muchas plantas de la zona en la cura de enfermedades: “La Madalena: Planta que crece en el agua, en riachuelos y fuentes, como por ejemplo en el Barranco del Infierno, se empleaba para problemas de corazón, en infusiones”.

11.4. El Aloe Vera, planta  muy común en Canarias, es rica en vitaminas, minerales, aminoácidos, y enzimas. Su uso está muy extendido para combatir ciertas enfermedades de la piel.

La introducción de plantas foráneas aumentó el muestrario de especies curativas. En zonas rurales del municipio se emplea en forma de infusión la hierbaluisa, la manzanilla, el poleo, etc. por sus propiedades antes problemas digestivos, calmantes del sistema nervioso o como remedio a la falta de sueño. Para el dolor de cabeza y los problemas respiratorios se utilizan las hojas de eucalipto o la cola de caballo. Como remedios a otras enfermedades más serias como el cáncer se utilizaba el aloe vera, el llantén y el orobal. Existen además, un gran número de plantas medicinales que se suman a las ya nombradas anteriormente y que van a formar parte de las plantas curativas utilizadas por los adejeros contra las enfermedades, como remedio al aislamiento geográfico.

  14/22