Buscar
Búsqueda avanzada
  MUNICIPIO DE ADEJE    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  >> 12. MUNDO RURAL Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


LA VIVIENDA TRADICIONAL

El patrimonio arquitectónico se identifica mejor con el ámbito rural, principalmente en los pueblos de medianías (Taucho, Tijoco, etc.) que atesoran y mantienen una gran diversidad de elementos patrimoniales y casas tradicionales de gran valor, aunque sin olvidar las que aún se conservan en el casco urbano. Además, las áreas rurales de Adeje poseen un rico patrimonio rural, sobre todo aquellos elementos relacionados con las actividades agroganaderas, forestales y afines con el agua, hoy en desaparición.

El municipio contiene construcciones y conjuntos arquitectónicos tradicionales como el Caserío de Taucho, La Hacienda de la Hoya Grande o de Sojete, Puertito de Adeje y La Caleta, Tijoco de Arriba, La Concepción, La Quinta, Teresme o Icerse y El Aserradero, a los que se suman edificios destacados como la Casa Fuerte y el Granero del Conde, entre otros.

Los principales materiales utilizados para la construcción de las casas fueron la madera (abundantes en la zona alta de la localidad) la cal, la piedra volcánica (pómez) y barro. Todos estos materiales dieron lugar a diferentes tipologías de viviendas, tenemos las casas cueva, como las ubicadas en los barrancos, la casa terrera y la casa de dos plantas, esta última más propia del señor. Destacan elementos arquitectónicos, como puertas, ventanas y balcones de madera.

A raíz de la actividad constructiva surgieron elementos destinados a la obtención de las materias primas para la edificación, son los hornos para la elaboración de brea, los hornos de caly los hornos de teja.

12.9. El abandono de la actividad agraria en muchas de las zonas de las medianías de municipio, supuso el deterioro y pérdida de muchas casas que eran buenos ejemplos de arquitectura típica rural. (Francisco Fariña)

Al mismo tiempo, entre el patrimonio etnográfico de Adeje relacionado con la actividad agraria están: los graneros (de Fañabé), los molinos, prácticamente desaparecidos, las eras (de Ifonche, de los Manchonito, la Huertita, del Refresco, de los Elera, en Tijoco Alto, etc.), lagares, ingenios y el cultivos en jable de la vid y la papa.

De la actividad ganadera surgen cobertizos, corrales y majadas. Entre los elementos relacionados con el transporte podemos nombrar los puentes, túneles, caminos reales, comarcales y locales, y con el aprovechamiento del agua, los nacientes, galerías, pozos, cantoneras, acequias, estanques, acueductos, lavaderos y tomas de agua.

12.10. El tradicional aprovechamiento forestal que antaño tuvo la zona alta del municipio, ha dejado huella en forma de valiosa arquitectura rural, hoy en día en estado de abandono. En la imagen, casas del Aserradero. (Francisco Fariña)

La falta de atención del medio rural, el ‘éxodo de población’, la división de la propiedad y sobre todo la falta de actividad económica, ha propiciado el deterioro del patrimonio etnográfico del municipio y tienen sumida a la práctica totalidad de los caseríos, viviendas aisladas y otras construcciones rurales en el olvido.

En los últimos años, las dotaciones presupuestarias de la Unión Europea no han permitido mejorar de forma significativa esta situación, debido a una rehabilitación inadecuada y la escasa preocupación por la reparación y conservación. Destinados al turismo rural las intervenciones sobre el patrimonio únicamente se traducen en la reparación y conservación de elementos puntuales obviando su potencial.

  19/22