Buscar
Búsqueda avanzada
  MUNICIPIO DE ARONA    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  >> 11.ETNOGRAFÍA Y MEMORIA DE UN PUEBLO Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


MEDICINA POPULAR

Estudios realizados en Tenerife muestran el empleo por parte de los guanches de determinadas plantas del entorno. Su uso estaría indicando el aprovechamiento de ciertas propiedades curativas de las plantas presentes en el municipio. Utilizaban las acículas de pino canario (pinus canariensis), algunas gramíneas, el almácigo (P. atlantica) y semillas de mocán (Visnea mocanera).

Las hojas de granadillo (H.canariense), las cáscaras de pino y el polvo de brezo se usaba en la momificación de cadáveres. El cardón y la tabaiba también se utilizaban medicinalmente. El látex de las tabaibas se aplicaba, por ejemplo, para tratar las caries. Incluso se recurrió a la resina del drago (dracaena draco).

Durante siglos, las características geográficas del territorio y la escasa accesibilidad provocaron la escasez de medicamentos frente a las enfermedades. Apenas existieron médicos en la localidad y el sistema sanitario era inadecuado. Ante esta situación, surge una medicina popular a partir del uso de determinadas especies vegetales, como remedio a las enfermedades sufridas por la población.

11.8. La hierba luisa es una de las plantas más comunes utilizada en la medicina popular del Archipiélago. Su infusión está destinada a calmar los dolores digestivos. (www.flickr.com)

La introducción de plantas foráneas aumentó los recursos y remedios curativos. Un estudio reciente sobre la flora del municipio ha cifrado en 220 las plantas medicinales que poseen alguna propiedad curativa. Nombraremos algunas. En las zonas rurales del municipio se usan, en forma de infusión por sus cualidades de sabor o por sus propiedades digestivas, calmantes del sistema nervioso, o como remedio a la falta de sueño, la hierba luisa, la manzanilla, el poleo, etc. Para el dolor de cabeza y los problemas respiratorios se utilizaban las hojas de eucalipto (Eucalyptus globulus o camaldulensis) o la cola de caballo (E.ramosisimum). Como remedios a otras enfermedades más serias como el cáncer se utilizaba el aloe vera, el llantén y el orobal (Wihania aristata).

  14/22