Buscar
Búsqueda avanzada
  MUNICIPIO DE BUENAVISTA    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  >> 11.ETNOGRAFÍA Y MEMORIA DE UN PUEBLO Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


MEDICINA POPULAR

La gran biodiversidad que atesora el municipio de Buenavista del Norte le hace alberga una de las 'farmacias' naturales más destacadas de la isla de Tenerife. Con más de la mitad de su territorio protegido, plantas únicas en Canarias y en el mundo son capaces de vivir y proliferar aquí aportando propiedades curativas a la población local.

Con el paso de los siglos, las gentes del lugar han sabido mantener en su memoria un legado cultural de gran valor. De este modo, el vecino de Buenavista es capaz de poner remedios a sus enfermedades, usando para ello plantas endémicas (el brezo, la tabaiba, el cardón, el drago, entre otras) y foráneas. También se elaboran productos de alta calidad, beneficiosos para la salud, entre ellos resaltar la miel de abeja o de palma, el gofio, etc.

Destaca la figura del curandero, persona que suele remediar las enfermedades, como en toda sociedad tradicional, con hierbas, aceites, vendas, rezados... Según las fuentes se sabe de la existencia de curanderos en la zona de Teno. Aquí, por ejemplo, el enfermo debía estar presente para que el curandero/ra pudiera curar la erisipela o 'sipela' en el habla local (infección en las piernas), uno de los males más conocidos en Canarias.

11.6. En las entrañas de un bosque compuesto de brezos y fayas habita la Cresta de gallo, una planta cuyas propiedades curativas tonifican el corazón, trata la diabetes y las varices. (IL)
  15/21