Buscar
Búsqueda avanzada
  MUNICIPIO DE SAN JUAN DE LA RAMBLA    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


4. CLIMA Y AGUA

El clima de San Juan de la Rambla comparte las mismas peculiaridades que toda la banda norte de la isla de Tenerife. Son sin duda los vientos alisios los que determinan las características climáticas del municipio. Debido a este hecho y, a la altitud del municipio, el clima no es homogéneo en toda la franja altitudinal, ya que la altura introduce un gradiente en las temperaturas, las precipitaciones y la humedad. Con la altura disminuyen las temperaturas y aumentan las precipitaciones y la humedad, de modo que los rasgos climáticos definen franjas diferenciales en razón de aquélla.

Diferenciando las zonas en tres pisos climáticos diferentes, tenemos en primer lugar un piso de costa. Este piso inicial ocupa toda la plataforma litoral que se desarrolla a los pies del Risco del Mazapé, con temperaturas anuales en torno a los 20ºC y una reducida amplitud térmica. Las precipitaciones son escasas y se distribuyen de manera irregular (entre 250-300 l/m²).

En la zona de medianías diferenciamos un segundo piso climático, donde aumentan las precipitaciones y disminuyen las temperaturas. La orientación del municipio a barlovento, expuesto a los vientos alisios húmedos y constantes, produce el estancamiento del mar de nubes, o lo que popularmente se conoce como 'panza de burro'. Este fenómeno aporta una gran humedad ambiental y un considerable volumen de agua, lo que propicia que la zona sea óptima para el desarrollo de la agricultura.

4.1. En las zonas de medianías el mayor índice de precipitación y el continuo aporte de humedad por parte de los vientos alisios permite el establecimiento de sistemas de almacenamiento de agua para el desarrollo de la agricultura. (ASJR)

Por encima de los 1.000 metros nos encontramos con el piso de cumbre, donde la temperatura media anual puede llegar a unos 13ºC. En este piso las precipitaciones superan los 700 m/l², con un máximo entre los meses de noviembre y mayo. Más arriba de esta zona, en torno al Parque Nacional, las precipitaciones vuelven a descender y las temperaturas continúan bajando.

El agua

4.2. La Fuente de La  Fajana, situada en el barrio de La Vera, conserva los antiguos lavaderos, los cuales se han convertido en un magnífico legado del patrimonio histórico-cultural del municipio.

El agua ha sido tradicionalmente un elemento vital para el desarrollo económico del municipio. Antaño las fuentes públicas tuvieron un papel fundamental en el devenir de lo sanjuaneros, incluso hoy es fácil identificar dónde estuvieron esas fuentes gracias a la toponimia local. En la zona alta destacaban las fuentes de La Chaurera, la del Rey, La Guancha, la de Pedro, la de La Zarza o la Fuente de La Fajana. Esta última, situada en el barrio de La Vera, conserva los antiguos lavaderos, los cuales se han convertido en un magnífico legado del patrimonio histórico-cultural del municipio. Entre las fuentes de las que se abastecían los vecinos de la zona baja destacaban la del Saucito, Palo Pique, La Higuerita, Las Agüitas, la Vica o la fuente de la Piedra del Gallo.

Si importante fue el abastecimiento público a través de las fuentes, no menos lo era la necesidad de agua para el desarrollo agrícola. La expansión de la agricultura, especialmente para el desarrollo de las plataneras de la zona baja, se consiguió en buena medida gracias a la perforación de numerosas galerías para la obtención del líquido elemento. En la actualidad la gran mayoría se encuentran inactivas debido al gran coste económico que supone ponerlas en marcha. En la zona alta y de medianías existe una red de balsas y presas que suministran el agua necesaria para la población y para el desarrollo de los cultivos. Dentro del municipio cabe destacar la existencia de la balsa de los Llanos de Mesa como la instalación para almacenar agua más importante del término.

4.3. En la zona alta del municipio se encuentra la balsa de los Llanos de Mesa, la instalación más importante para almacenar el agua que tiene actualmente el municipio. (ASJR)
  4/23