Buscar
Búsqueda avanzada
  COMARCA DE ANAGA    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


Marco general

La comarca de Anaga se localiza en el extremo nororiental de Tenerife. Su morfología se asemeja a una especie de península, en cuya zona ístmica se encuentran los cuatro municipios en los que se divide administrativamente la comarca. Esta peculiar forma la hace estar rodeada por el Océano Atlántico en tres, de sus cuatro puntos cardinales, exceptuando el oeste. Su límite occidental lo podemos dividir en dos zonas. La más al norte, en su contacto con la comarca de Acentejo a través de la llanura sedimentaria de Los Rodeos. Y una vertiente suroeste, donde linda con la comarca de Güímar, siendo su límite físico Barranco Hondo.

Anaga constituía un antiguo menceyato guanche, de los nueve en los que estaba dividida la Isla antes de la conquista. Sin embargo, la zona de Tegueste formaba un menceyato aparte. También Punta del Hidalgo, en el extremo norte, constituía una especie de señorío, pues no era un menceyato sino un achimenceyato, es decir, propio del hijo del mencey, y de ahí viene lo de hidalgo.

La comarca la componen los municipios de Santa Cruz de Tenerife, San Cristóbal de La Laguna, Tegueste y El Rosario, constituyendo el Área Metropolitana de Tenerife. Tiene una extensión superficial de 318,46 km², de los cuales gran parte corresponden al Parque Rural de Anaga, que se ubica en el macizo que lleva su nombre. El municipio de mayor superficie es el de Santa Cruz de Tenerife (150,56 km²), además de ser el de mayor longitud de costa de la Isla. En cambio, el término municipal de Tegueste es el más pequeño (26,41 km²).

Vista de Taganana, núcleo enclavado en el Parque Rural de Anaga. (DM)

Las costas de la comarca comparten las características de todo el norte de Tenerife. Se presentan muy escarpadas fruto de la erosión marina, especialmente las correspondientes al macizo de Anaga, aunque aparecen algunas playas de arena negra localizadas en áreas abrigadas del embate de las olas. En la vertiente suroeste se presenta con menos accidentes topográficos, con playas fácilmente accesibles, lo que explica el asentamiento inicial de la población.

Los dos centros fundamentales son Santa Cruz de Tenerife y La Laguna, actual y antigua capital de la Isla respectivamente. Es la comarca que más número de población aglutina, debido al inmenso desarrollo del sector servicios.

En un primer recorrido por los municipios que conforman la comarca, de mayor a menor peso poblacional, nos encontramos con Santa Cruz de Tenerife. Está dividido en dos ámbitos bien diferenciados: de un lado el antiguo macizo de Anaga y de otro, la rampa meridional formada por coladas que abarcan desde la cumbre de Acentejo hasta la costa. El municipio se ubica en la vertiente sur de la Cordillera Dorsal, y limita al oeste con San Cristóbal de La Laguna y El Rosario. En 1803 se separa administrativamente de La Laguna, y unos años más tarde, en 1812, al constituirse la provincia única de Canarias, es declarada capital del Archipiélago. Esta condición de capitalidad única la mantuvo hasta 1927, cuando se produjo la división de las Islas en dos provincias.

El municipio de San Cristóbal de La Laguna presenta una extensión de 102,06 km2, correspondiente con una zona llana de bastante amplitud. La mayor altitud se localiza en el núcleo de Las Montañas (791 m), en pleno Parque Rural de Anaga. A su casco urbano se le conoce con el nombre coloquial de Ciudad de Aguere, ya que era la denominación que le daban los aborígenes al valle donde se ubica. También se la conoce como ciudad de los adelantados, ya que ‘Adelantado’ era el título nobiliario de D. Alonso Fernández de Lugo, el conquistador de Tenerife que estableció aquí su residencia (y cuya plaza principal sigue llevando este nombre). El trazado urbano fue diseñado siguiendo determinadas pautas neoplatónicas y renacentistas, con gran precisión y complejidad geométrica. Además, en él se ubican interesantes construcciones y monumentos dignos de interés (catedral, iglesias, conventos, plazas), lo que le ha llevado a ser declarado Bien Cultural - Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, siendo la única ciudad de Canarias con este distintivo internacional.

Siguiendo con este breve recorrido por la comarca, nos encontramos con el municipio de Tegueste. Posee una particular situación geográfica, puesto que es el único municipio de Canarias que está enclavado completamente dentro de otro municipio (La Laguna), ubicado en un valle del noreste de Tenerife. Por este motivo, Tegueste no tiene salida al mar, lo que le confiere otro de sus rasgos peculiares, ya que sólo otros dos en la Isla presentan esta misma característica (El Tanque y Vilaflor). Ha tenido tradicionalmente una notable importancia agraria, y hoy en día es lugar de residencia permanente de muchas personas que tienen su puesto de trabajo en el área Santa Cruz-Laguna.

Por último, y siendo el municipio menos poblado del área metropolitana nos encontramos con El Rosario. Ubicado en el sector suroriental de la Cordillera Dorsal, su nombre está íntimamente vinculado con el de La Esperanza, denominación con la cual se conoce a la capital municipal. La mayor singularidad de El Rosario, dentro del conjunto insular, es la variación de sus límites administrativos. En la década de los setenta, se acordó con el ayuntamiento de Santa Cruz, la cesión de buena parte del sector limítrofe oriental entre ambos municipios, al haber quedado englobados dentro del área de influencia de la zona metropolitana capitalina, como las zonas de El Tablero o La Gallega.

  1/9