Buscar
Búsqueda avanzada
  MUNICIPIO DE ARAFO    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  >> 12.MUNDO RURAL Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


TURISMO RURAL

El turismo rural

A partir de la década de los 40, el turismo y el incremento de la agricultura de regadío (plátano y tomates) a escala insular, aumentó la demanda de mano de obra de la población asentada en las áreas de medianías de la localidad. Con ello, se produjo una reducción paulatina de la población dedicada al sector primario y el progresivo abandono del medio rural, por lo que las actividades ganaderas y agrícolas vieron reducida su importancia en el territorio.

Con el objetivo, no sólo de reactivar las zonas antes dedicadas a la agricultura y la ganadería, sino de mejorar y aprovechar sus recursos endógenos (naturales y culturales), la administración local, gracias a las ayudas de la Unión Europea, apuesta por un turismo diferencial de calidad o turismo rural, apoyando su promoción y comercialización.

De este modo, la oferta alojativa no ha tenido el impulso deseado, sobre todo en las áreas de medianías. Aún así, la rehabilitación de algunas casas antiguas, con muchos siglos de historia, suponen hoy la principal oferta alojativa del municipio y van a representar las únicas instalaciones turísticas de la localidad. Los mejores ejemplos son la Casa del Cura Viejo, la Casa de Lo de Carta y La Casita.

Otros servicios

Arafo poseen varios centros socioculturales, un punto de información turística y de labores artesanales y agrarias. Para mejorar el sector empresarial se han establecido servicios de ocio y restaurantes de gastronomía tradicional. Los nuevos servicios (sociales, transporte, comunicación, información, comercios, cultura de ocio y deportes), generan rentas a la población y compensan las nuevas actividades que se desarrollan en la localidad.

12.4. El Punto de información turística se encuentra en la Casa Secundino Delgado situada en el casco urbano del municipio. (AAF)

El turismo rural es el motor para el desarrollo de una variada oferta complementaria de ocio y esparcimiento, así como una alternativa más ecológica para conocer el territorio. Cabe destacar los senderos y veredas que recorren en municipio.

Principales senderos del municipio

El senderismo es una actividad de ocio y deporte muy difundida en las últimas décadas. Tiene como objetivo acercar a los visitantes a las zonas rurales, para conocer a sus gentes, su cultura y los espacios naturales más significativos. Arafo cuenta con una red de senderos que recorren y nos muestran todos los lugares de interés paisajístico, cultural, histórico y social del municipio.

Hoy muchos caminos se encuentran en mal estado y permanecen escasamente señalizados, debido al abandono de las actividades agrícolas y forestales, que los mantenían vivos en el pasado. A pesar de todo, el visitante puede transitar y a la vez disfrutar de algunos de estos viejos caminos, que desvelan cada rincón de este pequeño pueblo del sur de la isla de Tenerife.

Camino de Los Peregrinos

El Camino de Los Peregrinos es una antigua ruta utilizada por los fieles procedentes de los pueblos del norte de la isla, en su visita anual a la Basílica de la Candelaria, está declarado BIC (Bien de interés Cultural).

El sendero entra en el municipio por el mirador de la crucita, ubicado en la cumbre, para descender hasta el casco urbano de la localidad atravesando la Caldera de Pedro Gil, el volcán de las Arenas, el Barranco de la Gambuesa y la zona de Pinarete. Al mismo tiempo uno cruza los espacios naturales protegidos de Arafo, a la vez que se pueden contemplar algunos de los elementos más destacados de su patrimonio histórico y cultural. Este camino también conmemora la primitiva ruta que la virgen realizó en el siglo XIV, desde la playa de Chimisay hasta la cueva del Mencey de Güímar, en Chinguaro.

12.5. Entre barrancos, riscos cubiertos de pinos y paisajes volcánicos desnudos de vegetación, Arafo ofrece el visitante una asombrosa red de senderos en donde se entremezclan lugares de interés paisajístico, cultural, histórico y social. (Francisco Fariña)

Ruta de Los Romeros

La Ruta de Los Romeros parte desde la zona alta del municipio para más tarde adentrase en la Caldera de Pedro Gil. Allí podemos admirar no sólo el volcán de las Arenas, sino un bosque de pino canario, con un rico sotobosque, de jara, escobones, codesos y retamas. Además se puede disfrutar de excelentes vista del Valle de Güímar.

Más abajo, en la zona denominada Monte Verde, podemos contemplar grandes ejemplares de pino canario y terrazas de cultivos. En las medianías del municipio, el camino te permite conocer su casco histórico, elementos del patrimonio, como el molino y los lavaderos, además del trasiego diario y la amabilidad de sus gentes. Pasado el pueblo, llegamos a la Capilla de la Cruz del Señor, en la zona baja del municipio. Aquí el paisaje se tiñe de un poblamiento disperso, rodeado de parcelas de plátano y frutos tropicales. Si uno se fija bien, puede percatarse de una fábrica o antiguo secadero, en la zona conocida como El Portugués, que indica la presencia, en el pasado, del cultivo de tabaco.

Canal de Las Saletas-Galería del Risco Azul

El camino Canal de Las Saletas-Galería del Risco Azul era testigo del paso de los cabuqueros que abriéndose paso a través de los escarpados barrancos accedían a las galerías durante sus faenas diarias. Hoy, parte del recorrido se corresponde con un tramo del camino de los peregrinos y el otro trascurre entre parcelas de cultivo y recuerdos de un pasado relacionado con el aprovechamiento del agua (canales, puentes, túneles, galerías, etc.…). Su entorno se viste de una rica y variada fauna y vegetación autóctona.

12.6. Un recorrido por el camino de Lomo de Abarzo-Barranco de Añavingo, es sumergirse en un pedazo de historia del municipio y descubrir la relación tan fuerte que éste tuvo con el agua. (Francisco Fariña)

Lomo de Abarzo-Barranco de Añavingo

Si uno quiere conocer la zona alta del municipio, basta con realizar el camino Lomo de Abarzo-Barranco de Añavingo. En su recorrido por el barranco de Gambuesa y de Añavingo, se descubre el pasado histórico del municipio y la relación tan fuerte que este tuvo con el agua (canales, sifones, galerías, etc.) También está presente la pequeña capilla que guarda en su interior a San Agustín. Gracias a las condiciones ambientales que impone el barranco, la vegetación se compone de especies endémicas, propias de la laurisilva o Monte-verde canario, y de la fauna típica de este hábitat.

Camino de 'Lo de Ramos'

Para conocer más de lleno las medianías del municipio, se puede realizar la ruta o sendero de uso agrícola de 'Lo de Ramos'. Camino que muestra parte de su patrimonio histórico y patrimonial, a modo de calvarios, ermitas, hornos y casas tradicionales e invita al caminante a contemplar y disfrutar de las tareas agrícolas más comunes del municipio, como el cultivo de la papa, de la viña y frutales.

  17/22