Buscar
Búsqueda avanzada
  MUNICIPIO DE TACORONTE    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


5. MEDIO NATURAL

Pese a que el municipio se encuentra en contacto con la cordillera Dorsal y con vegetación de monteverde, el medio natural no presenta una riqueza muy importante, sobre todo en lo que respecta a la fauna ya que la presión demográfica y las infraestructuras urbanas y rurales desde las medianías hacia la cumbre imposibilitan la existencia de grandes ecosistemas terrestres. Así pues, si bien la biodiversidad está presente, hay que tener claro que la situación actual, a pesar de que existen entornos con una gran cobertera y valor vegetal, difiere en buena medida con la potencial.

La vegetación

La vegetación del municipio presenta características similares a las de todo el norte de la Isla, debido a lo alargado de su fisonomía y su extensión en dirección cumbre-costa. Por todo ello se pueden apreciar ejemplares de los distintos pisos de vegetación, con sus especies más características, aunque muchos de ellos se encuentran mermados por la presencia de infraestructuras urbanas y de campos de cultivos. Así, en la costa se observan especies xerófilas o adaptadas a la falta de humedad, que van desde los cornicales, a las tabaibas (género Euphorbias), pasando por algunas higueras (resultado de las actividades agrarias), si bien lo que más destaca son los cardones (Euphorbia canariensis).

En las medianías, apenas se encuentran especies propias del piso basal, salvo la existencia de alguna palmera canaria, pero a medida que se asciende en altura nos encontramos con un importante bosque de Monteverde o fayal-brezal, mientras que en los entornos más elevados se aprecian una masa forestal importante, en donde cabe destacar el bosque de Agua García, denominado antiguamente Sagrado Bosque de las Aguas, debido a la abundancia de la misma, que era conducida por canales de tea hasta el propio núcleo de Tacoronte para su abastecimiento. Cabe destacar que el Bosque de Agua García fue declarado como Reserva Turística-Científica en el año 1971 y en él se encuentran varias especies propias de la laurisilva, destacando la presencia de Viñátigos (Persea Indica) centenarios que aún permanecen en el tiempo pese al transcurrir de los años.

5.1. La mayor riqueza vegetal del municipio se localiza en el célebre bosque de Agua García, en donde la laurisilva se manifiesta con ímpetu y belleza, allí donde los viñatigos centenarios imponen su firma. (CEDER)

Por otro lado, como dato curioso, es preciso señalar que a medida que el Bosque de Agua García iba adquiriendo interés para los científicos y los estudiosos extranjeros que lo visitaban, don Luis Gómez Camacho, pionero del turismo en Tenerife, decide construir en Tacoronte, en el año 1896, un hotel de estilo anglo-luso con el fin de dar alojamiento a tan distinguidos visitantes. En la actualidad el Bosque cuenta con un centro Eco-turístico. De igual manera, entre las lauráceas, además de los viñátigos, también nos encontramos con otras especies singulares como el sauce (Salix canariensis), el naranjero salvaje (Ilex perado), el madroño (Arbutus canariensis) y el marmolán (sideroxylon marmulano). Por su parte, el tejo (Erica scoparia) también aparece como un ejemplar más aislado en las lomas y cumbres húmedas, a la altura de los límites con el municipio de El Rosario, en el entorno de la Esperanza. Finalmente, las importantes elevaciones de esta zona alta (montaña de El Haya, montaña de Hija y montaña de Fagundo) propician, junto con el bosque, la presencia de una condensación de las nubes, que otorgan gran humedad al bosque, en un claro contraste respecto a los entornos más bajos.

Especies arbóreas en el Bosque de Agua García

5.2. Algunas especies arbóreas del Bosque de Aguagarcía. (Manuel Gil Glez)

La fauna

En lo que respecta a la fauna, Tacoronte cuenta con dos entornos claves en donde se la puede apreciar con mayor intensidad. Por un lado, se encuentra el espacio costero, en donde los acantilados y la cercanía al mar permiten la existencia de una fauna marina y de otros animales terrestres que son propios de este ámbito. Entre los grupos de animales destacan las aves, con la presencia de especies como la pardela cenicienta (Calonectris diomedea boreales) o la gaviota patiamarilla (Larus cachinnans atlantis). El cernícalo (Falco tinnunculus) también es un rapaz bastante común incluso en los entornos de medianías, mientras que dentro de los reptiles destacan, una vez más, el lagarto tizón (Gallotia galloti) y la lisa común (Chalcides viridanus).

5.3. La pardela es un ave que se puede apreciar sin dificultad en la costa de municipio. (CGC)

El segundo espacio importante está relacionado directamente con la cumbre y con los ecosistemas forestales, como el bosque de Agua García y el área de las Lagunetas, espacio protegido que comprende más municipios. Dentro de dicho bosque, en donde destacan las lauráceas y el pinar se identifican una vez más, varias aves, entre las que se caben destacar el pico picapinos, la paloma turqué (Columbia bollii), la chocha perdiz, la lechuza común (Tyto Alba), el pinzón azul, o el gavilán común. De igual manera, también se aprecian algunos vertebrados como la musaraña, o sobre todo quirópteros como el murciélago de bosque (Barbastella barbastellus), y el orejudo canario (Plecotus teneriffae), los cuales tienen una representación importante en el área de las Lagunetas. Finalmente, tal y como ocurre en todo monte, se puede apreciar una amplia representación del filo de los artrópodos, encontrando ejemplares dispares tanto dentro de los insectos como himenópteros, dípteros o lepidópteros, de los arácnidos y de los miríapodos destacando la presencia de algunos milpiés.

Zonas de interés desde el punto de vista natural

Los espacios naturales más importantes se hayan situados en los dos extremos altitudinales del municipio, uno en la costa y el otro la zona más alta, en donde se encuentran respectivamente el espacio protegido de los acantilados de la costa de Acentejo y el Paisaje Protegido de Las Lagunetas. Asimismo, debido a que estos espacios coinciden con otros municipios, solo nombraremos las características más importantes de los mismos.

El Paisaje Protegido de Las Lagunetas consiste en un espacio montañoso de suaves laderas que se encuentran atravesadas por profundos barrancos. Debido a su gran extensión, unas 3.800 hectáreas, incluye a siete municipios en total: la zona alta de los cinco de la Comarca de Acentejo, más algunas partes de los municipios de Candelaria y El Rosario. En el caso de Tacoronte, el espacio natural protegido se corresponde con el entorno del monte de Agua García y en él se aprecia una importante cobertera vegetal, caracterizada por una diversidad de especies vegetales, además de una interesante muestra de avifauna de monte. Las Lagunetas forma parte de la cadena montañosa de Pedro Gil, compleja estructura que atraviesa la Isla en dirección NO-SE.

5.4.Monte de Aguagarcía, dentro del Espacio Protegido de Las Lagunetas. (Aytmo de Tacoronte)

En la zona litoral se localiza el Paisaje Protegido de la Costa de Acentejo, que además de todos los municipios de la Comarca, también comprende una pequeña parte del municipio de La Orotava. Este espacio, de 401 hectáreas, de las cuales a Tacoronte le corresponde un porcentaje reducido, constituye un hermoso paisaje formado por la desembocadura de varios barrancos que rompen la línea de los acantilados activos y se abren al mar, dando lugar en algunos casos a interesantes playas de arena negra, de gran belleza paisajística. Asimismo, este espacio protegido también comprende una biodiversidad de gran interés a nivel científico y biológico.

  5/22