Buscar
Búsqueda avanzada
  MUNICIPIO DE LOS REALEJOS    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


4. CLIMA Y AGUA

El clima de Los Realejos, al igual que el de la Comarca de La Orotava se encuadra dentro de las características de la dinámica atmosférica general del clima de Canarias y, en especial, de las vertientes de barlovento de las islas occidentales. El ascenso altitudinal que se produce desde el mar hasta la Cordillera Dorsal, incluyendo el Parque Nacional, introduce diferentes microclimas que se comprueban a continuación:

Podemos distinguir dentro de las características climáticas un primer piso de costa, situado por debajo de los 300 metros. Esta zona posee unas temperaturas suaves, en torno a los 20ºC de media anual, y un régimen de precipitaciones algo escaso (400 l/m²). En esta área se desarrollan cultivos termófilos como la platanera, en régimen de regadío por la deficiencia de lluvias y la demanda de agua para el turismo. En los Realejos, los meses más cálidos van de julio hasta septiembre (el más caluroso), mientras que la temperatura mínima mensual no suele descender los 15 grados.

Temperaturas en la costa de Los Realejos

4.1. Temperatura  anual en Los Realejos, a 60 metros sobre el nivel del mar. La amplitud térmica entre el mes más cálido y el más frío apenas de 10 grados. Fuente:  Documento Informativo del Plan Especial del Paisaje Protegido de Los Campeches, Tigaiga y Ruiz. Gobierno de Canarias (2008).

Posteriormente, existe un piso de transición entre la costa y la cumbre, a partir de los 300 m hasta los 600 m. En él, la media de las precipitaciones sube, pudiendo alcanzar en algunos años hasta los 800 l/m². Las temperaturas, debido al efecto de la altitud, comienzan a descender en torno a los 15ºC de media. En este piso climático se mezclan los cultivos propios de la zona (plataneras, viñedos, etc.) y los que menos exigencia de temperatura precisan (papas, cereales, etc.). Se caracteriza por la presencia de la ‘panza de burro’, especialmente en verano. Fenómeno que se explica por la situación del Anticiclón de Las Azores, más alejado de Canarias en esta época del año. Esto facilita que la acción de los alisios, en un recorrido más largo, recoja importante cantidad de humedad, propiciando el ‘mar de nubes’.

También podemos diferenciar un piso de cumbres por encima de los 600 metros. Está caracterizado por temperaturas inferiores a los 15ºC de media anual, y precipitaciones importantes, por encima de los 800 l/m², aunque éstas descienden a partir de la zona de inversión del alisio. Este piso es área de cultivo de los cereales y las papas, y a partir de los 1.000 metros es donde se desarrollan las masas forestales.

- Las temperaturas. Si bien descienden con la altura, son más o menos regulares durante todo el año, en buena medida gracias al efecto termorregulador del mar. Pese a ello, en la época invernal, cuando el anticiclón de las Azores se encuentra más alejado del archipiélago, y por tanto las perturbaciones son más recurrentes, las temperaturas descienden, de manera que las máximas diarias no suele superar los 20 grados (en diciembre), pudiendo encontrar la mínima en 10 grados en el área de cumbre. Ello supone unos meses invernales en donde la media se encuentra aproximadamente en los 18 grados centígrados. Por el contrario, aunque coincida con la “panza de burro” el verano es más caluroso, registrándose media de las máximas que llegan a superar los 25 grados en los entornos de costa y medianías. Agosto y especialmente septiembre suelen presentar los registros más elevados.

4.2.Debido a  la suave rampa que hay desde la costa hasta las medianías, la influencia del mar se hace notar en gran parte del territorio. (DL)

Las precipitaciones tienen la misma dinámica que el resto de los municipios isleños, en donde el verano es más bien seco, siendo el invierno más lluvioso. Al estar Los Realejos en la vertiente de barlovento, las precipitaciones nunca serán inferiores a los 180 mm anuales, ya que de hecho suelen superar los 250 litros por metro cuadrado a lo largo del año, especialmente en el área de cumbre, junto al macizo de Tigaiga. Los meses más lluviosos son enero, febrero y diciembre, mientras que agosto y septiembre suelen ser los más calurosos.

El agua

Es preciso señalar una vez más que Los Realejos se enmarca dentro de la Comarca de la Orotava, la cual es quizás más ricas en agua de todo el Archipiélago. De hecho, el macizo de Tigaiga y la potente y diversa red de barrancos que posee es quizás una buena muestra de esta realidad, como lo es también sus registros en materia de precipitaciones. En este sentido, en la Comarca, desde que se asentaron los castellanos fue una de las primeras zonas donde se empezaron a excavar galerías en busca de recursos hídricos para unos cultivos de regadío en expansión. Una de esas galerías se encuentra hoy en Los Realejos, en El Almagre, la cual sigue proporcionando buenos resultados. Posee asimismo otra serie de infraestructuras para almacenar agua como depósitos o la conocida balsa situada en el barrio de la Cruz Santa. Además, aún se conservan y se utilizan los clásicos medios para distribuir el agua hacia las áreas de cultivo y las casas; atarjeas y canales se siguen observando en el municipio como el recuerdo de una época pasada, pero todavía con cierta vigencia a día de hoy.

4.3.Muchas atarjeas, como la de la imagen en la Rambla de Castro, además de recordar tiempos pretéritos, siguen siendo útiles para alimentar a los cultivos del área. (J.J).

Por otro lado, como ya ocurre con la Comarca, en los últimos tiempos, para combatir el aumento del precio del agua por la demanda y escasez, se han introducido sistemas de riego más eficientes como la aspersión y el goteo. No obstante, en las explotaciones más tradicionales, situadas sobre todo en los entornos más altos existe un uso del agua más racional y más acorde con las pequeñas huertas domésticas.

  4/22